Lavadero

Pertenece a una época en la que no había agua corriente en las casas.

Sucesivas restauraciones permiten que su uso llegue hasta la actualidad.

Se mantiene el orden para la limpieza: En primer lugar está el fregadero. El resto se utiliza para lavar encima de las losas. El final sirve para lavar las alpargatas, las alfombras, los trapos, y para fregar las paellas.

Su disposición permite ver el trazado de la Acequia Mayor y de la Acequia Pequeña, que abastecen de agua al lavadero.